Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios.

Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración Saber más

Acepto
quienes somos
Lunes, 21 Julio 2014 08:11

El pino, una especie con propiedades bactericidas

Valora este artículo
(0 votos)

El pino es un árbol ancestral especialmente fuerte y resistente a las condiciones más adversas; su resina les protege frente a hongos e insectos. No es casual por lo tanto que la humanidad haya sabido aprovechar las propiedades curativas de su corteza,  brotes, hojas, resinas, etc.

Se han estudiado y confirmado científicamente muchos de sus remedios medicinales contra problemas estomacales, dermatológicos, respiratorios, reumáticos, circulatorios, hepáticos, víricos, etc. Hoy en día incluso se fabrican cosméticos naturales a partir de sustancias del pino.

Diversos estudios científicos han concluido que la propia madera de pino mata gérmenes, bacterias, virus y hongos. No sólo porque su estructura porosa y capilaridad hace desaparecer  de la superficie el caldo de cultivo, sino también por sus sustancias naturales biocidas; pineno, limoneno, pinosilvinas, estilbeno, etc. Ver p.ej. los estudios de Schönwälder del Instituto Biológico Federal Alemán para la Agricultura y Silvicultura, los de Lairetier de la Universidad de Salzburgo, los de Välimaa de la Universidad de Tampere (Finlandia), o los del Instituto Alemán de Tecnología Alimentaria.

En este sentido, la madera puede ser más efectiva que otros materiales sintéticos alternativos como ciertos plásticos que a priori parecen más higiénicos pero no lo son. En el caso del pino, el duramen, la madera cercana a la médula de troncos y ramas, es la parte donde más se destacan estas  propiedades.