En importación, se exige en todos los países de la Unión Europea, excepto en operaciones intracomunitarias.

En exportaciones, los países de destino que la exigen o resulta recomendable son: en Europa (Bielorrusia, Bulgaria, Noruega, Portugal, Rusia, Suiza, Ucrania), en América (Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, República Dominicana), en Asia (China, Corea del Sur, Filipinas, Hong Kong, India, Indonesia, Japón, Malasia, Sri Lanka, Taiwan), en África (Egipto, Nigeria, Seychelles, Siria, Sudáfrica), en Oriente medio (Israel, Jordania, Líbano, Omán, Turquía) y en Oceanía ( Australia y Nueva Zelanda)